En la partida trocito, ya en la carretera que une Gata con Jalón, podemos encontrar un paraje donde aún se conserva una de las construcciones rústicas más populares y tradicionales en el pueblo de Gata.

Se trata de un río-radica de piedra, es decir, la típica construcción para guardar los cañizos que se empleaban para secar la uva escaldado y obtener la pasa, y que hasta hace poco tiempo, ha sido una de las principales actividades económicas de la Marina Alta. Además, en este paraje, también podemos ver la única era de batir el trigo que queda en el pueblo de Gata.

Y finalmente, podemos contemplar un algarrobo con un tronco muy característico, ya que debido a los muchos años de vida que tiene el árbol, su tronco presenta un aspecto muy peculiar. El algarrobo tiene una altura de 9 metros y un perímetro en la base de 8 metros.

 

Aumentar
Contraste
Share This